10 de agosto de 2017

Mi silencio




Si protejo tanto mi silencio
no es por prudencia,
ni por suplir con eco la distancia
que recorre a duras penas
la entrepierna del deseo,
hago cálculos tangibles
socavando territorios
con besos eminentes y perfumes
y obtengo lazos extensibles
que me sueltan al vacío
desde tu risa,
y es por eso que te nombro mientras caigo,
protegiendo en el descenso mi silencio.







2 comentarios:

  1. Preciosa forma de utilizar las palabras, Jorge. Me ha encantado.

    ResponderEliminar
  2. Gracias Marina por tu comentario, un placer que lo hayas leído y una suerte que te haya gustado.

    ResponderEliminar